Canción Urgente para un Niño Robot

Les compartimos con mucho gusto estas dos primeras canciones del disco “Amaranto y Mandarina”

Publicaremos el disco completo a finales de este año, pero por lo pronto aquí les compartimos “Canción Urgente para un Niño Robot” con ilistraciones de Carolina Castañeda y “El Cuervito Azul” con ilustraciones de Jesús Martínez Partida

 

 

NATURALEZA

naturaleza1La Bonchita ya tiene más de un año. Eso quiere decir que ha ido al parque unas treinta veces, a la playa unas cuatro o cinco y unas ocho veces a los ríos. Es una experta en naturaleza.

La Bonchita piensa que la naturaleza es como una dama que se cree muy bonita y poética con sus océanos, desiertos, témpanos d

e hielo, flores, aves volando, arco iris y puestas de sol. Pero en la vida real es UNA SALVAJE Y UNA COCHINA con todas esas tripas, mocos y otras cosas que salen de los animales, y otras cochinadas que te encuentras en el suelo, cosas pegajosas, duras, frías y resbalosas. ¡No tiene remedio!

13 POR QUÉS O LAS ENSEÑANZAS DE LA BONCHITA

1. Por qué jugar en un lugar seguro si puedo jugar en uno peligroso.
2. Por qué ver los dibujos de mi libro si me lo puedo comer.
3. Por qué pintar con mis colores si me los puedo comer.
4. Por qué dormir si puedo seguir jugando.
5. Por qué sentarme en la tina si me puedo bañar parada.
6. Por qué usar mis juguetes si puedo jugar con la bolsa/computadora de mamá.
7. Por qué bailar solita si puedo sacar a bailar a todos los presentes a la vez.
8. Por qué tirar a la basura la comida que se cae al piso si me la puedo comer.
9. Por qué ver otra película/video si puedo ver el mismo.
10. Por qué comer de mi plato si puedo comer del tuyo.
11. Por qué dejar la silla en su lugar si puedo arrastrarla por toda la casa.
12. Por qué dormir tapada si puedo dormir sobre las cobijas.
13. Por qué aceptar lo que dices si puedo luchar por lo que quiero.

MANJARCITO

argeliaramirez_manjarcito

Una mañana un poco nublada de febrero, la Bonchita se ocupaba de poner orden en la casa.

Porque los papás de la Bonchita todavía no terminan de entender que cada cosa tiene su lugar y se empeñan en reacomodar todo lo que la Bonchita pone en su sitio correspondiente. Por ejemplo, el destapador con imán para el refri va en la alacena junto a las cazuelas; el moño del cabello de la Bonchita va en el refri junto a la catsup y la salsa de soya; los controles de la tele van en el cajón junto a los calcetines de papá; la pelota azul va debajo del sillón, junto a las tapaderas de los refractarios; los cds de mamá debajo del tapete de la sala. ¡Tan simple! Cuestión de lógica.

Esa mañana, mientras la Bonchita buscaba un nuevo sitio para el celular de papá, y justo cuando menos lo esperaba, mamá atacó a la Bonchita a besos. La Bonchita se retuerce entre carcajadas. Mamá hace un descubrimiento sin precedentes. Se incorpora y declara: ¡El cuello de la Bonchita es un manjarcito!